Tag Archive funciones administrador

¿Es necesario estar colegiado para ser administrador de fincas?

Muchas personas se pregunten si es necesario estar colegiado para ser administrador de fincas. Estas dudas surgen, cuándo una comunidad de propietarios solicita presupuestos a varios administradores y algunos están colegiados y otros no lo están.

Antes de seguir, permítanos que le hagamos una pregunta ¿sabría decirnos si su administrador de fincas está colegiado?, probablemente no lo sepa.

Podemos afirmar categóricamente y con la ley en la mano que para ejercer la profesión de administrador de fincas NO hay que estar colegiado.

Desde el 27 de diciembre del año 2009 la Ley Ómnibus modificó diferentes leyes relacionadas con la obligación de estar colegiado para ejercer determinadas actividades profesionales. Entre estas profesiones se incluye la de administrador de fincas. Desde la aprobación de esa ley, la colegiación para poder trabajar como profesional en el ámbito de las administración de las comunidades de propietarios es voluntaria .

¿Quién puede ejercer la profesión de administrador?

Según se establece en la LPH (Ley de Propiedad Horizontal) la actividad relacionada con la administración de fincas la puede realizar:

  1. Cualquier propietario de una comunidad de propietarios.
  2. Toda persona con cualificación profesional adecuada según establece el Art. 13.6 LPH.

Solo existe obligación de colegiarse para aquella persona que quiere trabajar como administrador titulado, es decir, que quiera tener reconocido el título de administrador de fincas. Pero tanto si se tiene el título como si no, la persona que profesionalmente ejerce este trabajo se le denomina administrador de fincas.

Una cosa es la profesión en la que se trabaja y otra es el título que pueda poseer la persona que ejerce esa profesión. Es como vivir en pareja, no es necesario tener el “título” de estar casado para compartir la vida con otra persona.

Requisitos para colegiarse como administrador de fincas

Colegiarse como administrador de fincas, puede hacerse mediante acceso directo o mediante un examen de acceso.

Para el acceso directo, los colegios de administradores de fincas admiten casi cualquier de titulación, desde veterano hasta ingenieros informáticos o ingeniero técnico naval.

Casi cualquier titulado puede ser administrador de fincas…

Como todo en la vida, cada cosas tiene sus ventajas y sus inconvenientes. El profesional que se dedique a este trabajo tendrá que valorar cómo le beneficia el pertenecer a un determinado colectivo. Pero lo que no deberían hacer los colegios profesionales es afirmar que si un administrador no está colegiado no va a hacer un trabajo profesional. La profesionalidad va en la forma de trabajar de las personas y no en el título que se posee.

De cara a las comunidades de propietarios y a los vecinos que viven en ellas, el que su administrador esté colegiado o no lo esté, no le afecta en nada. Volviendo al ejemplo que pusimos anteriormente que una persona tenga el “título” de estar casado no le hace mejor pareja que no poseerlo y poseerlo no le hace ser peor pareja que el que no lo posee. La relación será buena o mala si el comportamiento es adecuado con la otra parte.

Por lo tanto esté colegiado o no lo esté su administrador, exijan que tenga un comportamiento adecuado.

Cómo solicitar información de la comunidad al administrador

En varias ocasiones nos han preguntado por la web cómo solicitar información de la comunidad al administrador relacionada con: actas, movimientos bancarios, liquidaciones de ingresos y gastos, presupuestos, contratos…

Entre las funciones de un administrador de fincas está la de gestionar y custodiar toda la documentación relacionada con la comunidad de propietarios, entre otros motivos, para mostrar esa información a los propietarios en caso de que alguno la requiera, puesto que todo propietario tiene derecho a conocer la documentación de su comunidad de vecinos.Entrega de actas del administrador

Pasos para solicitar información de la comunidad de propietarios
  1. Ponerse en contacto con el administrador por los medios habituales de comunicación: teléfono o correo electrónico.
  2. Describir qué tipo de documentación se solicita y desde que período.
  3. Especificar si se quiere una copia de esa documentación o solo se pretende leer los documentos en las oficinas del administrador.
  4. Hay que tener en cuenta que a la hora de entregar una determinada información, la comunidad de propietarios tiene que cumplir con las normas establecidas en la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos). Imaginemos que un propietario solicita conocer que vecinos tienen recibos pendientes de abono con la comunidad. En esa información aparecen datos de personas y por lo tanto, hay que hacer un uso adecuado, conforme establece la ley.
  5. Si el administrador ignora la petición del propietario o se niega a facilitar la información requerida, el solicitante debe reclamar la documentación mediante el envío de un burofax.
  6. Si todos los intentos han sido fallidos, el último paso es ponerse en contacto con un abogado y dejar el caso en manos de este profesional, para que en último caso, proceda a su reclamación por otras vías.

Lo normal es que un administrador facilite información periódica a todos los propietarios y por lo tanto no necesitemos preguntarnos cómo solicitar información de la comunidad al administrador, pero si no fuese así o si esta persona se negase a mostrarla, debemos saber que un administrador tiene la obligación de presentar al menos la información relacionada con lo acontecido en el último período, en la junta general ordinaria que ha de celebrarse de manera periódica todos los años.

Esperemos que el administrador de su comunidad, le facilite la información que necesite conocer. Como propietario tiene derecho a conocerla.

¿Por qué estoy harto de mi administrador?

Los motivos del cese del administrador de fincas, se deben principalmente a la insatisfacción por parte de algunos de los vecinos en la forma de gestionar la Comunidad y en particular suele originarse por:

  1. Falta de comunicación entre el administrador y los vecinos.  No se informa debidamente ni de forma clara.  Falta de feedback entre ambas partes.
  2. Lentitud en la ejecución de determinadas actividades.  Los tiempos en la puesta en funcionamiento o en la ejecución de trabajos.
  3. Transparencia en las actividades desarrolladas en las comunidades.  Aunque la Junta de Gobierno (presidente, vicepresidente y/o vocales) deben estar informados de todas las gestiones (cumplimiento de presupuestos, financiación, morosidad, gestión general) el resto de los vecinos tienen mayor dificultad para acceder a ello.
  4. Mala ejecución de los trabajos por parte de las empresas que prestan sus servicios en la comunidad.  Una mala elección, derivada en la mayoría de los casos por un ajuste en el precio, puede causar problemas adicionales y partidas presupuestarias no contempladas inicialmente.
  5. Desajustes presupuestarios. Una mala planificación en el  presupuesto anual conlleva desajustes en la gestión.
  6. Falta de anticipación a determinados problemas.  Como se suele decir, es mejor prevenir que curar.
  7. Incumplimiento normativo. No aplicar a tiempo determinadas normas legales, pueden conllevar sanciones  administrativas.
  8. A los vecinos no les gusta el estilo de gestión del administrador.  Cada profesional   tiene una forma diferente de realizar su trabajo y puede que no sea el que la Comunidad va buscando.
  9. Incumplimiento de sus funciones.

Scroll Up