Tag Archive derramas

¿Estoy obligado a pagar los recibos extraordinarios?

¿Estoy obligado a pagar los recibos extraordinarios?Los recibos extraordinarios, también llamadas derramas, pueden emitirse por dos motivos:

1. Para hacer frente a una situación sobrevenida e imprevista en la comunidad. Las circunstancias pueden ser diversas: el arreglo de un elemento común, el exceso de consumo en uno de los suministros, un aumento de impagos de recibos ordinarios por parte de determinados propietarios…

2. Para financiar la instalación de un nuevo elemento común o la sustitución de uno ya existente.

Tanto en un caso como en otro, la emisión de recibos extraordinarios, debe aprobarse en Junta de Propietarios y en esa reunión se determinará el número de recibos a emitir en función del importe aprobado y las fechas de emisión (pueden ser diferentes a las establecidas para los recibos ordinarios)

A veces no acudimos a las Juntas de Propietarios de nuestra comunidad y de repente, un día vemos en nuestros movimientos bancarios el cargo de dos recibos: uno ordinario y otro extraordinario. ¿Imaginan su reacción ante esta situación? Por este motivo es aconsejable comunicar a  todos los propietarios y a la mayor brevedad posible, por los canales establecidos en la comunidad, lo acordado en la Junta de Propietarios. De esta forma, evitaremos sorpresas a aquellas personas que no pudieron acudir a la Junta.

¿Puedo negarme a pagar el recibo extraordinario?

La ley 49/1960 sobre propiedad horizontal obliga a cada propietario a contribuir en el pago de las derramas para sufragar los gastos de reparaciones de elementos comunes existentes. Es decir, todo propietario está obligado a contribuir económicamente con la reparación o sustitución si fuera necesario de un elemento común. Si algún vecino, no abonara los recibos extraordinarios, se le podrá incluso reclamar la deuda  contraída judicialmente.

¿Y si el recibo extraordinario es para instalar un nuevo elemento común que no sustituye a uno existente?

Cualquier mejora realizada en el edifico debe ser aprobada en Junta por mayoría, pero aquellos propietarios que se opongan, no están obligados a su pago y a pesar de eso, no se les podrá privar del uso y disfrute de esos nuevos elementos.

Si el acuerdo correspondiente a la emisión de los recibos extraordinarios, ha sido aprobado por mayoría en Junta y el presupuesto de las obras de mejora excede el importe de tres mensualidades de la cuota de gastos comunes de la comunidad, aquellos propietarios que se opongan a la medida e impugnen la decisión de la junta no estarán obligados al pago de las cuotas extraordinarias correspondientes.

Podrán impugnar estos acuerdos los propietarios que hubiesen salvado su voto (votado en contra) en la junta, los ausentes a la Junta o los que hubieran sido privados indebidamente de su derecho al voto. Para impugnar los acuerdos, los propietarios deben estar al corriente de pago de las deudas vencidas y para manifestar su decisión, dispondrán de un plazo de tres meses desde la fecha del acuerdo.

Mejor que no se derrame

Las derramasEsta mañana me he subido en el ascensor con mi vecino Carlos y me ha preguntado si nos veíamos esta tarde en la reunión de la Comunidad. ¿Reunión?, no sabía que había hoy una reunión.

El me ha dicho que ayer cuando abrió el buzón, había una carta con la convocatoria y en la que aparece como único punto en el orden del día, el estudio y aprobación de una derrama.

¿Y qué es una derrama? No tengo ni idea, pero el nombre de por sí, no me da buenas sensaciones…

He mirado en internet, en la página web de nuestros administradores para ver si dicen algo al respecto. Efectivamente, tienen publicado un artículo que se llama “Mejor que no se derrame” y dicen lo siguiente.

Normalmente la junta de propietarios es de carácter extraordinaria y se convoca por dos motivos:

  1. Para hacer frente a una situación imprevista y como tal, la comunidad no dispone del importe para hacer frente a la misma. Por ejemplo, se rompe el ascensor y es necesario repararlo.
  2. Para la mejora de la comunidad, ya sea sustituyendo o instalando nuevos elementos comunes. Por ejemplo, arreglar el portal de la entrada al edificio.

En el primero de los casos, los propietarios están obligados a abonar las cantidades aprobadas, puesto que es obligación de todos mantener en perfecto estado la comunidad.

El segundo apartado tiene sus limitaciones. Todo aquel importe que se exija en un recibo extraordinario dirigido a mejorar el estado actual de la comunidad, sustituyendo o instalando nuevos elementos comunes, debe ser aprobado por la mayoría de los coeficientes de los propietarios presentes en la junta correspondiente. Aunque no esté de acuerdo con esta cuota, deberá afrontarla siempre que no supere el importe de la emisión global de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes (art. 11 de la LPH)

Además y según se establece en el art. 17 de la Ley de Propiedad Horizontal LPH, todo propietario tiene un período de treinta días desde la emisión del acta para impugnar el acuerdo. Primero tiene que enviar un escrito a la Comunidad con su negativa y si no fuera tenida en cuenta, solicitar la impugnación vía judicial.

Acabo de terminar de leer el artículo en la web y sigo pensando como al principio, la palabra derrama no me gusta nada. Mejor que no se derrame.

Scroll Up